(11 / IX / 2020) Hoy es el Día del Maestro, en homenaje al pase a la inmortalidad de Domingo Faustino Sarmiento. Felicidades a quienes desempeñan la noble e irremplazable tarea de enseñar, educar, contener y decenas de tareas más que hacen nuestros maestros.

Aprovechando la fecha me quiero enfocar a aquellos maestros que enseñaron más allá de sus conocimientos, sin pedir nada a cambio y dando mucho más que su tiempo. Me refiero a los MAESTROS DE LA VIDA.

Son seres muy especiales. Son maestros sin querer pero que enseñan a caudales materias que no se encuentran en ningún boletín. Son personas con el don de enseñar y eso, que parece una cosa tan simple, es algo grandioso.

Afortunadamente he conocido a varios, en Juan N. Fernández y pido perdón si mi memoria me traiciona y no me dejó recordar a otros. Pero seguro que los lectores también tendrán sus maestros de la vida y me ayudarán.

Me atrevo a nombrar al Dr. Cattoni , MAESTRO indiscutible que, si bien estudió para ser médico, cumplió con creces con su trabajo y enseñó con su ejemplo, con su accionar desinteresado, con su entrega, con su respeto y con su integridad.

Me atrevo a nombrar a Rosario Domínguez, «la Señorita Rosario», docente de una vocación extraordinaria y excepcional. Su bondad no tuvo límites y trascendió toda enseñanza curricular. Entregó su vida a sus alumnos, a la Iglesia y a las escuelas donde enseñó.

Agradezco a la vida de tenerlo entre nosotros, conocerlo y compartir con él las calles del pueblo y de vez en cuando alguna guitarrreada. El Gallego José María Orejas, ha sido MAESTRO de todos los sogueros y cuchilleros (artesanos)de Juan N. Fernández. Jamás puso obstáculo para enseñar lo que a él le costó años como autodidacta.

Igualmente con Héctor Lázzaro, quien ha conseguido amalgamar su pasión por la historia de nuestro pueblo, con su enorme generosidad de documentarla, escribirla, compartirla y donarla.

Seguro se me han pasado varios y seguro cada uno tendrá uno o más maestros en su vida. A todos ellos, desde JNFNet, les enviamos también nuestro reconocimiento y una oración a quienes ya partieron. A quienes están entre nosotros, que tengan un FELIZ DÍA DEL MAESTRO…..DE LA VIDA.

                                     Ricardo J. Basualdo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 4 =