(14 / XI / 2017) En el año 1944 se expedían licencias de conducir para vehículos tracción a sangre.

En su última visita del amigo “Quicho” Vergé, dejó este regalo para compartir con todos, un pedazo de nuestra historia.

Se trata de un “Carnet de Conductor de Vehículos Tracción a Sangre” de su padre, José María Vergé.

2

En el documento, conservado en perfectas condiciones, se lee que, en el año 1944, su papá, con 50 años de edad tuvo que sacar esta Licencia para poder conducir el sulky que lo trasladaba a él y a su familia desde el campo hacia el pueblo.

En las hojas finales del carnet dice en los “considerandos” que, “La Ley 4247, en su Art. 31 exige que los conductores de vehículos de tracción a sangre deban estar provistos del carnet que los habilite…”

4

En otro de sus párrafos faculta a la Policía a multar a aquellos conductores que no lo tuvieran.

5

Se otorgaba por el término de tres años a un valor de $ 1.- M/N (Moneda Nacional)

6

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 6 =