(13 / III / 2018) Sus funcionarios, cómodos y holgados en sus sillones enormes y confortables, se las agarran con los pueblos más chicos y frágiles.

Sra. Gobernadora, el pueblo de Juan N. Fernández, como tantos de su Provincia de Buenos Aires, respira aire campo y goza de privilegios que la ciudad no tiene: tranquilidad, poco ruido, dormimos la siesta, en fin, cosas de pueblo.

Con nuestras falencias y aciertos nos gusta vivir en el pueblo. Tenemos raíces y nuestra sangre es pueblerina. Luchamos por nuestras pertenencias, nos alegramos cuando conseguimos un pequeño logro que a lo mejor para los que viven en la ciudad les parece una tontería.

Lo que sí tenemos en común con la gente de las grandes ciudades es que nos gobiernan las mismas personas. Los que están sentados atrás de los escritorios en La Plata, son los mismos. Sus funcionarios, son los mismos. Y, discúlpeme sra. Gobernadora, pero las medidas para las ciudades y los pueblos no pueden ser las mismas. Las resoluciones que se toman no pueden hacerse atrás de ese escritorio lleno de burocracia y al que sólo le llegan los números.

En los pueblos vive gente de manera diferente pero que tienen necesidades, algunas iguales y otras distintas, sra. Gobernadora. Y sus funcionarios, para tomar medidas tan drásticas como cerrar oficinas públicas, por lo menos deben bajar a los pueblos para saber lo que necesita la gente. No se les van a caer los anillos, por hacerlo.

Ud. se jacta de recorrer los barrios y saber lo que necesitan los vecinos, pero déjeme decirle señora, que está muy lejos de saber lo que sentimos y lo que necesitamos los vecinos del interior del Distrito de Necochea en SU PROVINCIA DE BUENOS AIRES.

Han comunicado que nos van a cerrar la Oficina de ARBA porque seguramente a sus funcionarios no les agradan los números que rinde. Pero es un servicio que necesitamos. ¿Se entiende, sra Gobernadora? N E C E S I T A M O S.

Están en la mira las oficinas de SENASA, el Correo y el Registro de las Personas. Sólo falta que pongan  un cartel en la entrada que diga “PUEBLO CERRADO” y listo.

El slogan que usan es “on line”. Todos los trámites “on line”. Permítame recordarle señora (porque seguro lo debe saber) que hay una enorme franja etaria que está muy lejos de poder hacer los trámites on line, sobre todo en nuestros pueblos y en el campo, que también formamos SU PROVINCIA DE BUENOS AIRES.

Hay que ajustar, ajuste, pero no se las agarre con los pueblos. Sabe señora, me hace acordar a esos grandotes de la escuela que se las agarraban con los más chiquitos y débiles que no se podían defender. Sus funcionarios, cómodos y holgados en sus sillones enormes y confortables, se las agarran con los pueblos más chicos y frágiles. Se las agarran con quienes viven en ellos, gran mayoría de los cuales la eligieron a Ud. para que administrara la provincia.

Existe una posibilidad en 1.000 millones que Ud lea esta carta, pero igual tiro la botella al mar. Es la única posibilidad que tengo de llegar a Ud. señora Gobernadora y revea esta situación muy preocupante de mi pueblo y de tantos otros de SU PROVINCIA DE BUENOS AIRES.

Con el respeto y consideración más distinguidos:

Ricardo J. Basualdo

Editor Responsable

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + 3 =