(8 / III / 2019) El matrimonio de Estela Martínez y Martín Chaves están al frente de la cantina del Club Defensores. Ese es su trabajo, de Lunes a Domingo.

Viven en la sección quintas de Juan N. Fernández, cercano a lo que fue el matadero.

Según el relato de ambos, el sábado pasado, cuando regresaron a su domicilio, alrededor de las 17.00, notaron que les faltaba dinero, que habían dejado guardado y solamente, algunos cajones abiertos y una de las ventanas cerrada prolijamente, trabada con unos palitos.

Ambos coinciden que no ejercieron ningún tipo de violencia, que habrían forzado esa ventana y por ahí habrían ingresado. También refieren que la vecina escuchó ladrar muy fuerte y descontrolado al perro que tienen atado al costado de la vivienda.

Por este episodio dieron aviso a la Sub Comisaría local en donde quedó asentado en el Libro de Guardia, sin haber realizado la denuncia.

Por esa razón solicitan el acompañamiento del personal policial, por las noches, cuando regresan a la casa.

AYER VOLVIERON A INTENTAR ENTRARLES 

El matrimonio Martínez / Chaves aseguraron a JNFNet que en el día de ayer, una persona joven y de silueta delgada, intentó ingresar a la casa.

Según su relato, observó este episodio la vecina, quien les comunicó que vio a este sujeto sobre la ventana del corredor de la casa y al verse observado, se subió la capucha del buzo y salió corriendo de la casa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 8 =