(10 / I / 2018) A la falta de pagos de sueldos y horas extras que están padeciendo los médicos del Distrito, en el interior faltan profesionales. ¿Causa o consecuencia?

Los médicos de Necochea percibieron el pago de las horas extras del mes de Octubre pasado. Eso pareció descomprimir un poco la situación que venía intranquilizando y movilizando a los profesionales de la salud.

El pago de medio sueldo y la mitad del medio aguinaldo volvió a tensar la situación y a poner en pie de lucha a los médicos necochenses.

LA SITUACIÓN EN EL INTERIOR DEL DISTRITO

A esta delicada situación que está afectando a todos los médicos, en el interior hay que sumarle que faltan profesionales.

La Dulce tenía dos doctores en la Unidad Sanitaria. Por circunstancias que no han sido debidamente aclaradas (al menos públicamente) el Dr. Ábalos dejó de trabajar allí y quedó solamente la Dra. Gallegos que no puede trabajar más de determinadas horas, por razones de salud.

La solución, a modo de “parche” a esta difícil situación que no sólo atañe a los médicos, si no también a la salud de los habitantes del interior necochense, se estaría por concretar de la siguiente manera:

El Dr. Marcelo Merodio (quien no abandonará su atención de PAMI, IOMA y particular en Juan . Fernández) irá como Director de la Unidad Sanitaria de La Dulce y trabajará allí los martes y jueves y las guardias rotativas de los fines de semana.

En Juan N. Fernández volverá a la Dirección la Dra. María D’ Amario secundada por la Dra. Fragapane. Solamente dos médicas para la salud pública de nuestra localidad.

Descomprimiría un poco la situación si logran nombrar una médica para la Unidad Sanitaria de Claraz, trámites que están muy avanzados pero no terminan de completarse. Sabemos que están trabajando a destajo para concretar esto.

Toda esta información nadie la quiere dar oficialmente pero sabemos de fuentes irreprochables, que son así.

Con el correr de los días sabremos un poco más y veremos de qué manera se acomodan los profesionales médicos para hacerle frente al arduo trabajo que les espera, mientras esperan que les nombren más personal. Obviamente que, mientras el Municipio no pague como corresponde, le será difícil (por no decir imposible) conseguir gente que les trabaje.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 5 =