(22 / IX / 2016) Se llama Abel Urbano igual que su papá. En Juan N. Fernández lo conocemos como «Abelito». Le sobran razones o excusas para no trabajar, sin embargo es destajista municipal. 

2Tiene 22 años y nació con un problema en el plano derecho de su cuerpo que hace que no pueda usar la mano de ese lado, entre otras cosas.

Tiene una sonrisa permanente y nunca se lo ve enojado o malhumorado. El saludo cordial forma parte de su personalidad. Por todas esas razones se lo aprecia y lo queremos todos.

En estos tiempos de tantos planes y excusas para obtenerlos y, de esta manera, ganar plata sin trabajar, a Abelito le sobran razones para todo eso. Sin embargo no buscó ese camino, eligió trabajar. Lo hace todos los días a partir de las 7.00 de la mañana hasta las 13.00 en la Delegación Municipal. Está destinado a la Plaza Independencia y realiza tareas de limpieza. Hoy lo vimos barriendo. El hecho de disponer, solamente de su brazo izquierdo, no le dificulta para hacerlo. Siempre con una sonrisa, respondiendo al diálogo pasajero o a alguna broma.

Ejemplo fernandense para exportar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 8 =