(12 / I / 2018) De acuerdo a un estudio del ADA, Autoridad del Agua, organismo oficial de la Provincia de Buenos Aires, las muestras extraídas de ambas localidades tienen excesivo contenido de fluoruros.El informe del organismo oficial, entre sus conclusiones dice:

INFORME DE CALIDAD – AGUA POTABLE – CONCLUSIONES El agua analizada Cumple en calidad bacteriología, conforme al Marco Regulatorio vigente (conformes al Anexo “A” de la Ley Nº 11.820). Sin embargo se sugiere para una correcta desinfección, mantener una concentración mínima de cloro residual de 0,2 ppm en cualquier punto de red. En cuanto a la calidad fisicoquímica del agua distribuida a red, NO Cumple en los parámetros Cloruros, Floruros y Sólidos totales, por lo cual se requiere que el prestador informe qué medidas tiene previstas para corregir la calidad de agua. Junto al presente informe, se adjuntan copias de los protocolos enviados por el Laboratorio Central de la ADA.

4

Ante estos resultados, conclusiones y alta preocupación de los habitantes de ambas localidades, consultamos al Licenciado en Diagnóstico y Gestión Ambiental, Juan Manuel Giménez Gallinal, recibido en la UNCEN, de Tandil quien nos emitió el siguiente informe:

juan manuelEn base a los análisis de calidad de agua realizados por la Autoridad Del Agua (ADA), se pudo determinar que, los valores de fluoruros se encuentran por encima del límite máximo permitido por la Ley Provincial  N° 11.820, la misma establece el Marco Regulatorio para la Prestación de los Servicios Públicos de Provisión de Agua Potable y Desagües Cloacales en la Provincia de Buenos Aires, y las Condiciones Particulares de Regulación para la Concesión de los Servicios Sanitarios de jurisdicción Provincial. Esta Ley establece como límite máximo permitido 1.50 mg/l (miligramos por litro), sin embargo, los análisis de laboratorios llevados a cabo por la ADA determinaron que el valor de fluoruros es de 2.9 mg/l para la localidad de Energía y 2.3 mg/l para la localidad de Ramón Santamarina, es decir que, la población en promedio ingiere unos 5.8 mg/día y 4.6 mg/día de fluoruros respectivamente (si se considera un consumo diario de 2 litros de agua por persona).

Según las concentraciones en las que el flúor se encuentre, puede ser beneficioso o perjudicial para la salud, por esto, la Organización Panamericana de la Salud tiene publicada una consulta que se le realizo a los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la toxicidad del flúor, dando como resultado que es considerado “esencial” debido a que previene la generación de la caries dental, siempre y cuando se encuentre en concentraciones que varíen de los 0.50 mg a 1.50 mg por día en niños de edades inferiores a 4 años, en adultos recomienda como valor de referencia concentraciones de 1.50 mg/l, sin embargo, determinaron a través de diversos estudios que, el flúor es perjudicial para la salud en consumos diarios por encima de 10 a 20 mg/día durante al menos 10 años, ya que permiten el desarrollo de fluorosis esquelética. Es importante resaltar que la OMS planteo que, no hay estudios suficientes que permitan asegurar efectos negativos sobre la salud en concentraciones inferiores a 10 mg/día.

En lo que respecta a valores de cloruros, el análisis realizado por el laboratorio de la ADA, determino que, en Ramón Santamarina la concentración de los mismos es de 395 mg/l, siendo el limite máximo permitido por la Ley Provincial 11.820 de 250 mg/l.  A nivel mundial el valor de referencia es de 250 mg/l, sin embargo, distintos países del mundo elevan el límite máximo permitido, por ejemplo a 350 mg/l, como lo establece la reglamentación técnico-sanitaria de España, si se analiza el valor de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos, el limite máximo permitido es de 400 mg/l, ya que realizaron estudios que permiten avalar que por debajo se esos valores, no hay efectos perjudiciales en la salud. Dependiendo si la concentración de esos cloruros está dada en mayor medida por cloruros de sodio o potasio, el agua fácilmente, va  a adquirir un sabor salado, en cambio, si se encuentran en mayores concentraciones cloruros de calcio o magnesio, el sabor no será perceptible.

Además, en esta última localidad, la concentración determinada por la ADA para los sólidos disueltos totales en agua fue de 1830 mg/l, el marco regulatorio establece como límite máximo 1500 mg/l. Este valor, a menudo está determinado por la presencia de cloruros, sin embargo, es importante poder determinar la composición y origen del mismo, ya que puede existir la presencia de iones tóxicos disueltos en agua que en altas concentraciones, generen efectos negativos sobre la salud.

Por todo lo expuesto anteriormente, es fundamental que a la brevedad, quienes brindan el servicio de agua potable, se enmarquen dentro de los límites legales vigentes para nuestro país.

2

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 9 =