(14 / IV / 2018) Las noticias no debieran ser noticias cuando en oficinas públicas recibimos una atención correcta. Es lo que debe ser. Pero en los tiempos que vivimos, desgraciadamente, en muchos lugares públicos la atención deja mucho que desear. Cuando esto sucede, nos quejamos. Por eso, cuando ocurre que la atención es de primera categoría, a todos por igual y poniendo atrás del mostrador el sentido humanitario que hoy se ve tan poco, también debe ser noticia.

Eso es lo que ví el miércoles pasado en las oficinas de ANSES, de Quequén. Una máxima cordialidad en atender a todos por igual. Esmero en solucionarles a las personas sus inconvenientes. Era un día de un temporal de lluvia importante y llegaban madres con bebés en brazos sin turnos, otras personas mayores con sus turnos para dentro de 3 horas y otras que llegaban tarde a sus turnos. Pude observar como atendieron a todos sin ningún problema. Se respiraba un aire hasta familiar en esas oficinas, muy lejos de asemejarse a otras donde los contribuyentes parecemos los enemigos de los empleados.

Humildemente quiero felicitar a la sra. Belén Barbafina, Jefa de ANSES Quequén y por su intermedio, a todo el personal por esa cordialidad que dispensan cotidianamente.

                                                  Ricardo J. Basualdo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 8 =