(23 / III / 2018) Alrededor de las 16.00 se desató una tormenta que no duró muchos minutos.

Primero se escucharon algunas descargas eléctricas, luego una intensa lluvia y con ella el fuerte ruido en los techos de las piedras de un tamaño considerable.

La poca gente que andaba en los autos a esa hora por las calles del pueblo, corrieron a buscar refugio.

Aún no se han reportado daños. Estaremos atentos si eso sucede.

1

La tapa del medio es de una Levité, para que se pueda comparar el tamaño

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 5 =