(12 / IX / 2017) La escuela de Danzas Árabes Afrah Nazzirah, dirigido por la Prof. Eva Toranzo, brindó un lujoso, colorido, brillante espectáculo con la orquesta, en vivo, del maestro Mario Kirkis. 

No siempre se tiene el honor de recibir en nuestra localidad a una personalidad del arte musical en Juan N. Fernández. El Sábado pasado, el Centro Cultural “José Hernández”, a través de la Escuela “Afrah Nazzirah”, recibió la visita del maestro Mario Kirlis.

Kirlis es un músico argentino, reconocido mundialmente y ejecuta música árabe. Ha viajado estudiando y brindando espectáculos en toda Latinoamérica, Europa y llegó hasta Japón con su música.

Con toda esa trayectoria de muchos años, llegó a Juan N. Fernández y desplegó todo su arte magistralmente.

Con la humildad de los grandes, recibió a Panorama Fernandese y respondió todas las preguntas, antes de subir al escenario.

Entre otras cosas contó que, si bien su apellido es de origen griego, su papá fue músico y ya se especializaba en música árabe, por lo que él, desde chiquito, ejecutaba el piano y otros instrumentos.

kirlis

Ya de adulto se dedicó a estudiar la música árabe viajando por Oriente, incluyendo a Egipto, y trayendo instrumentos originales para su orquesta.

Con respecto a su visita a nuestra localidad, expresó: “Nosotros viajamos a todas partes. Hemos llegado a toda Latinoamérica, también por el mundo y hemos llegado a Japón. Pero también recorremos la Argentina, donde nos llamen. Es lo que hacemos, es lo que nos gusta y vivimos de esto. Para nosotros es un placer poder venir y participar de este espectáculo”.

Puede decirse que con buena tecnología se puede reproducir y escuchar la mejor música. Pero no hay nada igual que escucharla en vivo. Eriza la piel y se siente hasta en los huesos. Y si es ejecutada por un maestro como Kirlis, aunque no tengamos cultura de escuchar música árabe, las sensaciones son mayores.

El espectáculo brindado por la escuela Afrah Nazzirah no es novedad decir que fue hermoso. Lleno de colorido, destreza y coreografías novedosas y brillantes.

Al evento lo coronó un lleno total del salón “Centenario” con sillas puestas en pasillos y algunas personas de pie.

Las ovaciones y los aplausos se sucedieron toda la noche.

Un brillante espectáculo que se disfrutó arriba del escenario y por parte del público que se fue más que conforme con lo presenciado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 4 =