(25 / XI / 2020) Estar mirando la tele, flash de último momento. El que nadie quiere dar.

Ese corazón, que tantas alegrías le dio al nuestro acaba de dejar de latir. Nos cortaron las piernas a todos.

Tristeza, desazón. Gran parte de la historia de nuestro fútbol se fue con él. Si tan sólo pudiéramos detener el destino, que en el caso de Diego ya estaba escrito desde hace rato. Murió como vivió…intenso. No entraré en el terreno de sus miserias porque todos las tenemos. Fue sin lugar a dudas, el Dios más humano. Con aciertos…muchos y errores como todos.

La veo a mi vieja con 81 años llorando como una nena a la que han quitado un juguete. Francisco, mi sobrinito de 5 que afirma que Diego ya juega al fútbol en el cielo. Ese al que tantas veces nos llevó el 10 más importante de la historia mundial.

Cuesta hilvanar una frase sin derramar alguna lágrima. Todos los que amamos el fútbol sentimos esta pérdida como propia. Y me llegan imágenes difusas del mundial de todos, en tierras aztecas. Cuando te calzaste la capa de héroe para toda la eternidad. Y nos ofrendaste esa copa.

Tu tobillo en el mundial de Italia, dejabas el cuerpo y el alma por la albiceleste. Te enfrentaste siempre al poder de turno. No te tembló la boca para denunciar tanta mafia y eso te costó caro…demasiado.
Siempre tuve la sensación que tenías todo y a la vez nada. Tu generosidad siempre puesta al lado de los que menos tenían. En silencio como deben hacerse esos actos que desbordan de gratitud.
Nadie te quiso bien. Siempre rodeado de buitres, amantes de los flashes. Hoy seguramente les debe pesar el remordimiento.

Nadie supo cuidarte como merecías. Y te fuiste durmiendo, a lo mejor soñando con gambetear alguna nube, con esas jugadas de otra dimensión.

Fuiste demasiado para este pueblo que jamás supo valorar a sus ídolos.

Hoy el barrilete cósmico que tantas alegrías nos dio remontó vuelo hacia la eternidad. Gracias Diego por tanta magia…por tanto fútbol. Que tu alma tenga la paz que en este suelo no supieron darte. Q.E.P.D D10S

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 8 =