(23 / X / 2016) La Sexta División del Club Defensores gritó CAMPEÓN de su categoría de la Liga Necochea de Fútbol.

Los campeones llegaron a la localidad después de las 15.00 con una caravana que los fue a esperar al ingreso y festejaron en la céntrica esquina del Monumento a las Malvinas.

Al grito de «Dale campeón, dale campeón…» dieron la vuelta olímpica al pueblo y se detuvieron con los trapos celestes y blancos a exteriorizar esta hazaña deportiva.

La alegría, la satisfacción del cuerpo técnico (Mauri Ortiz y Pato Pallero) no era solamente por el título, también porque habían logrado dar vuelta dos resultados adversos frente a dos clubes grandes y futbolísticamente bien formados, como lo son Gimnasia y ahora, en al final, Mataderos.

«Hay chicos que tiene grandes condiciones, que se nota que son dsitintos, pero todos son grandes personas y eso es lo que siempre les inculcamos con el Pato (Pallero)», dijo Mauri Ortiz. En ese sentido, sostuvo: «Hoy le ganamos el partido y la final por los penales a un gran equipo que fue la base de la (selección) sub 15 de Necochea, pero los chicos nuestros tiene una condición y un corazón que los hace muy grandes».

ALTERNATIVAS DEL PARTIDO

Arrancaron los 90 minutos finales y Defensores debía ganar porque de locales habían caído por 1 a 0.

Rápidamente se puso en ventaja el albiceleste con gol de Yair Marconi, pero antes de terminar los primeros 45′, Mataderos empató por un error del arquero fernandense. Error del cual se pudo tomar revancha a la hora de los penales.

El segundo tiempo fue todo de Defensores, los «rojos» apenas llegaron en una ocasión. Así fue que Nahuel Pallero metió el tanto de la victoria y que depositó en los penales, la final del campeonato.

Llegó la hora de las definiciones. Arrancó pateando Mataderos y metió el primer penal. Pateó Defensores (Yair Marconi) y metió. El segundo penal de Mataderos lo atajó Luciano Dali y al segundo de Defensores lo metió Nahuel Pallero. Defensores ya estaba un penal arriba.

Al tercer penal del Rojo lo pateó su arquero y lo metió. Al tercero del Defe lo pateó Alex Zubillaga y también lo metió.

Al cuarto penal de los necochenses también lo atajó Luciano, quien, no solamente se reivindicó con el arco y su puesto, también le dejó servida la oportunidad a Jeremías Reynoso de convertir y ganar el campeonato. ¡Y así lo hizo! «Jere» lo metió y se desató la locura celeste y blanca fernandense.

La alegría inmensa, el orgullo en los más alto. los pibes de Defensores, algunos de ellos formados desde los 4 años, en la Escuela de Carlos Ugarte y todas las infantiles juntos en el club, obtuvieron un título deportivo que nos pone a todos orgullosos.

Este título no llega de casualidad ni por haber jugado bien durante el año. Esto es la coronación de un trabajo serio y responsable que se viene realizando hace muchos años a través de la sub comisión de fútbol infantil y ahora, de la sub comisión de fútbol. Acá no hay improvisación, acá hay trabajo, acá hay seriedad y compromiso. Acá hay apoyo de un pueblo a esta gente que siempre ha demostrado seriedad y que trabaja por los chicos y por una institución. Acá las cuentas son claras y todo lo que se consigue es por y para los chicos. Y vale la pena hacer esta aclaración porque, aunque parezca mentira, existen pseudo instituciones que lo que recaudan nunca se sabe a dónde va.

En Defensores las cosas son claras y todo esto, aunque parezca exagerado, ayuda y sostiene una institución que puede solventar divisiones de fútbol infantiles y de primera que hoy nos dan esta alegría. Por todo eso celebremos.

¡SALUD CAMPEONES!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 2 =