(15 / IX / 2018) Otro episodio de vandalismo ocurrió en nuestra localidad. Esta vez la víctima fue la Sub Comisión de Fútbol del Club Defensores.

Impotencia, dolor, indignación y mucho más producen estos echos que dañan a una entidad y su gente que laburan y mucho para llevar adelante una institución que se ocupa de darle un lugar a los chicos, con el fútbol por medio.

Los trabajadores de la Sub Comisión de fútbol de Defensores se percataron de lo sucedido al rato de haber llegado a la cancha, a la mañana temprano, cuando debían prender los fuegos y ponerse a cocinar para brindar un servicio de cantina que siempre es excelente y les sirve para poder mantenerse durante todo el año.

Al lado del predio de la cantina hay una pequeña casilla donde tienen instalada una garrafa que alimenta la cocina. Hoy a la mañana no estaba el envase de gas. Y además, estos delincuentes, no tuvieron la delicadeza de desenroscarla, la arrancaron rompiendo parte de la instalación.

Como la gente de Defensores es gente de trabajo y harán falta muchas tempestades en contra para que declinen en su accionar, enseguida solucionaron y pudieron trabajar igualmente, aunque la bronca la masticaron y la masticarán por varios días.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 3 =