(4 / VII / 2020) Se conocen, en todo el mundo, presencias de animales que no se veían tan cerca de centros urbanos, a causa de la escasa circulación de gente, debido a la pandemia.

Nuestra zona rural no ha sido la excepción, de acuerdo a lo que documenta esta foto.

Es un puma que se mostró dócil y para nada huidizo de quien lo retrató. Carla Lambrecht es veterinaria y venía del campo de su familia cuando vio al animal cruzar la calle, a unos 15 kilómetros de Juan N. Fernández.

Cuando detuvo su camioneta, el puma dejó de caminar y se dio vuelta. En ese momento Carla le pudo sacar esta hermosa foto del lado de adentro de un lote con maíz sin cosechar.

Después del contacto visual, el felino permaneció inmóvil y además sucedió algo realmente asombroso y bello. Según Carla, quien estuvo a punto de bajarse de la camioneta, le habló y el animal hizo un movimiento como si fuera un pequeño paso hacia adelante, totalmente relajado. Acto seguido, dio media vuelta y se adentró al maizal sin ninguna prisa.

«Esperemos que nadie lo moleste y pueda seguir su vida tranquilo y en la zona», deseó Carla.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 3 =