(14 / IV / 2019) Con una Procesión desde la Plaza hasta la Parroquia comenzó la celebración del Domingo de Ramos.

Esta celebración es la que marca el final de la cuaresma, o sea 40 días antes de las Pascuas y da comienzo a la Semana Santa.

Se conmemora así la entra de Jesús a Jerusalén, en un burro y aclamado por la multitud antes de su Pasión, Muerte y Resurrección.

La mañana soleada y muy agradable brindó un cálido marco a la bendición de los Ramos, ceremonia que encabezó el Padre Román Bustinza.

“Los Ramos bendecidos no dan suerte, hay que recordar eso, son el símbolo, como un documento de identidad, que exhibimos en nuestros hogares como diciendo: somos cristiamos y seguimos a Jesús”, dijo en su homilía el Padre Román.

Luego de la lectura del Evangelio, en procesión y cantando, todos los presentes se dirigieron a la Parroquia a continuar con la celebración.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 2 =